Hombre es culpable en juicio federal por peleas de perros

 

SAN JUAN (CyberNews) – La fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez, informó el martes, que luego de un juicio de dos días y una deliberación de 20 minutos, un jurado federal encontró culpable a Ehbrin Castro-Correa, alias “Chino”, por poseer y entrenar a un animal para que participara en un combate animal.



“Este es un crimen sangriento y brutal donde los perros son entrenados y obligados a separarse el uno al otro para la diversión de las personas enfermas y depravadas. Es importante informar al público que es una violación de la ley federal incluso asistir a una pelea de perros “, dijo Rodríguez-Vélez en declaraciones escritas.

“La protección de los animales es una prioridad de la Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico. El veredicto de culpabilidad de hoy concluye satisfactoriamente el primer caso jamás probado en el Distrito de Puerto Rico involucrando peleas de perros. Las personas que intenten beneficiarse de los crímenes de abuso de animales serán investigadas, enjuiciadas y castigadas en consecuencia”, añadió.



Según la fiscal federal, el 12 de junio de 2017, con la selección del jurado a punto de comenzar, Castro-Correa se declaró culpable de participar en una pelea de perros el 24 de enero de 2016 en Juncos.

Sin embargo, en su audiencia de sentencia el 19 de diciembre de 2017, Castro-Correa se negó a asumir la responsabilidad de su crimen. El tribunal anuló la declaración de culpabilidad del acusado y luego volvió a establecer el caso en el calendario del juicio.

El 24 de enero de 2016, el acusado usó su teléfono celular para filmar a su perro y otro perro enfrascado en un combate sangriento en Juncos. El video fue descubierto durante una búsqueda del teléfono celular del acusado en el muelle de Pan American cuando intentó transportar seis perros a la República Dominicana para pelear contra perros.



Rodríguez Vélez informó que la República Dominicana es un famoso refugio mundial de peleas de perros. Este descubrimiento llevó a la ejecución de una orden de cateo en su residencia, que resultó en la incautación de 25 perros adicionales, materiales e instrumentos de entrenamiento de peleas de perros y productos farmacéuticos comúnmente usados ​​para acondicionar perros para peleas de perros y tratar sus heridas.

El juez principal del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos, Gustavo Gelpí, presidió el juicio.

El acusado enfrenta hasta cinco años de prisión, una multa que no debe exceder los doscientos cincuenta mil dólares (250,000.00) y un plazo de liberación supervisada de al menos tres años. El fiscal adjunto de los Estados Unidos, Scott Anderson, estuvo a cargo del procesamiento del caso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*