Dra. Antonia Coello Novello recibe premio humanitario que llevará su nombre

 

El Instituto de Liderazgo Hispano de los Estados Unidos (USHLI, por sus siglas en inglés) otorgó este sábado el premio de la Medalla Humanitaria a la Dra. Antonia Coello Novello, por su extensa trayectoria de servicio y por su misión de promover la equidad y accesibilidad de cuidados de salud para toda la población incluyendo a los ciudadanos de su natal Puerto Rico.

El nuevo premio que en adelante se otorgará a figuras destacadas por su labor humanitaria, llevará nombre de la Dra. Coello Novello, la decimocuarta Cirujano General de los Estados Unidos, que fue la primera mujer y primera persona hispana en ostentar este cargo. USHLI es una poderosa organización sin fin de lucro con sede en Chicago, establecida en 1982.

La misión de la USHLI es promover y defender la democracia a través de la educación y el desarrollo del liderazgo, empoderando a las minorías y grupos igualmente privados de derechos a través del compromiso cívico, la investigación, y maximizando la participación en el proceso electoral. USHLI ha ganado protagonismo nacional compilando un prolífico registro en su publicación de más de 425 estudios e informes sobre demografía política hispana.

Al presentar el galardón, el presidente de USHLI, el Dr. Juan Andrade destacó que la Dra. Coello Novello, “es la doctora más reconocida en esta nación y encarna lo que realmente es ser humanitario. Estamos otorgándole la primera Medalla Humanitaria, premio que llevará su nombre, porque representa la esencia de lo que es la labor humanitaria, cuidar y proteger a la gente de toda la nación.

Como Cirujano General de los Estados Unidos su misión fue la lucha porque la salud fuera accesible a la mayor cantidad de personas posible. Creo conciencia sobre la equidad en la salud y esto tuvo un gran impacto en los servicios de salud de toda la nación. La Dra. Coello no ha cesado en su misión de luchar por servicios de salud para todos, aun después de que cumplió su término como Cirujano General, al día de hoy, lleva 50 años aferrada a esta misión humanitaria”.

El premio se presentó durante la 39 Conferencia Nacional de USHLI, dedicada al tema del COVID-19 y en la cual participaron personalidades de la salud como el Dr. Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas; el Dr. Carlos del Río, decano Asociado de la Escuela de Medicina de Emory University; el Dr. Fernando Cabanillas, profesor de la escuela de Medicina de la Universidad de Texas y del Anderson Cancer Center; y el Dr. José Pedraza Profesor de la escuela de Medicina de la Universidad de Maryland.

Al otorgar la Medalla Humanitaria, Andrade destacó la labor de la Dra. Coello tras el paso del huracán María cuando, “fue de la primera en llegar a la Isla a trabajar para proveer servicios de salud a los que lo habían perdido todo”. Según el Dr. Andrade, con la pandemia del COVID-19 la Dra. Coello Novello se ha convertido en una voz fuerte que busca recursos para la Isla y nuevamente se ha trasladado a Puerto Rico para proveer servicios y se ha convertido en una herramienta para educar a la población en torno a cómo pueden protegerse del virus.

El Dr. Andrade destacó que, “ya sea buscando recursos, apoyando iniciativas educativas, ayudando en hospitales o como líder en el proceso de vacunación, la Dra. Coello Novello está presente. Estos son solo algunos ejemplos de su gran compromiso humanitario y por eso es un privilegio para nosotros inaugurar este premio en su honor. Hay miles y miles de personas tanto en los Estados Unidos continentales, así como en Puerto Rico que están en deuda con la Dra. Coello por su servicio humanitario incomparable”.

Por su parte, la Dra. Coello Novello, quien reside en la ciudad de Orlando, Florida, pero viaja continuamente a Puerto Rico, dijo que, “me siento profundamente honrada por este galardón que me otorga una organización que sabe lo que es luchar por los derechos de las minorías y por el acceso a la democracia. Lo que he hecho por lograr que todo el mundo, no importa su raza, tenga derechos a la salud es y será la gran misión de mi vida. Queda mucho trabajo por hacer, especialmente ante una pandemia que ha golpeado de manera implacable a los hispanos y a mi pueblo de Puerto Rico. Por ellos seguiré trabajando hasta que llegue la vacuna al barrio más distante de mi Isla o al sector más marginado en la nación”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.