Cierran dos cuarteles de la policía en Guayanilla por positivo a COVID-19

upr

 

Luego de que al menos siete miembros de la policía municipal de Guayanilla arrojaran positivo a pruebas rápidas de Covid-19, el alcalde Nelson Torres Yordán ordenó el cierre de los cuarteles municipales en el barrio Playa y la Urbanización Santa María.

Las instalaciones físicas, así como los vehículos y equipos, fueron sometidos a un intensivo plan de desinfección y sus empleados enviados de receso bajo plan evaluativo de cuarentena.

El alcalde Torres Yordán, confirmó que ante esta situación, -aún siendo resultados de pruebas serológicas- se decidió cerrar el cuartel para, junto a la desinfección, establecer las medidas correspondientes de preservación de la salud de los demás agentes, el personal y los ciudadanos en general.

“Hemos establecido de inmediato las medidas contenidas en nuestro protocolo y plan de acción que incluye someter a cuarentena los empleados y miembros de la Policía Municipal así como a cernimiento de pruebas moleculares, informó el alcalde al tiempo que explicó que aunque los resultados son de pruebas serológicas , “estamos tomando todas las previsiones de control de riegos, incluidas la desinfección de las comunidades aledañas a las instalaciones municipales de seguridad”, detalló.

Como parte de las iniciativas de salubridad ante la pandemia, el municipio de Guayanilla había contratado los servicios consultivos de la epidemióloga Yaritza Martoral, quien ante los nuevos sucesos recomendó implementar, de inmediato, el sistema de rastreo que impida una posible propagación del nuevo coronavirus a través de personas con las cuales los contagiados puedan haber tenido contacto.

El comisionado municipal de Seguridad, Edgar Avilés Almodóvar, reveló que se encuentra en comunicación con el comandante de esta zona policiaca, Josué Maíz, para coordinar planes de trabajos alternos que permitan continuar con la agenda preventiva de seguridad y asistencia a la ciudadanía.

El alcalde ordenó, por su parte, contrarrestar la baja en uniformados con el aumento de efectivos de una empresa de seguridad privada, previamente contratada y que estaría recibiendo directrices por parte del comisionado Avilés.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.