El músico puertorriqueño Pirulo mezcla ritmos urbanos y salsa en su nuevo álbum

Foto: EFE/La Vida Records

 

El músico puertorriqueño Francisco Rosado, conocido como “Pirulo”, lanza este viernes su cuarto disco, “Calle Linda 4: Salsa y Saoco”, en el que incluye ritmos urbanos a su esencia salsera en un álbum de 21 temas, 5 de ellos con una versión urbana y otra en salsa.

“Cinco de esos temas tienen una versión en reguetón, o versión urbana, y su versión salsa como para decir: ‘mira cómo te la viro para un lado y para otro'”, resaltó el cantante y timbalero de su orquesta, Pirulo y La Tribu, en una entrevista telefónica con EFE.

Las cinco canciones que cuentan con una doble versión musical son “Salsa y Saoco”, “Mi Locura”, “Amaneciito”, “Swing” y “Naranjiti”.

LA MÚSICA URBANA LE PERMITE DESAHOGARSE

El artista se dio a conocer a nivel internacional por su tema “Loco, pero feliz”, pero ahora para su nueva producción apuesta por el género urbano, aunque no es novedad en su carrera profesional por sus colaboraciones pasadas con los destacados reguetoneros Tego Calderón y Julio Voltio, el ahora pastor Julio Ramos.

“El área urbana me permite desahogarme y hacer otra música con otros colores, ofrecer un poco más de lo que es Pirulo”, ahondó el puertorriqueño, quien además puso de relieve que dentro de este álbum está el tema “Mi Locura”, una continuación del tema que lo lanzó a la fama.

NO QUIERE CURA PARA SU LOCURA

“Todos somos un poco locos. Y si encontrara la receta para curarme esa locura no la quiero, déjame loco, a mí déjame loco que así yo soy feliz”, recalcó Pirulo, conocido por sus largas trenzas y graduado de la Escuela Libre de Música Ernesto Ramos Antonini de San Juan.

Asimismo, dentro de este nuevo disco destacó el tema de “Guillao” que “tiene influencia urbana del afro beat, con esa tendencia africana, moderna, con un sonido bien particular y muy fiestero y alegre, un tema fuerte”.

Dos de los videoclips del nuevo álbum fueron grabados en la ciudad colombiana de Cali por “la pasión por la salsa” que tienen los caleños, mientras que los videos de “Guillao” y “Amaneciito” fueron filmados en Puerto Rico, en el municipio de Loíza (noreste) y en Canóvanas (norte), respectivamente.

SU MÚSICA DEBE TENER AUTENTICIDAD

El intérprete de otros conocidos temas como “La vida se me va”, “De mí que hablen” o “Como mi salsa ninguna”, explicó que el tema “Guillao” hace una reflexión de resaltar lo positivo sobre lo negativo que pasa en el diario vivir, en especial en Puerto Rico.

En este contexto, el puertorriqueño dijo que su música “tiene que tener autenticidad y ganas para que le guste a la gente”.

“Este disco tiene una energía bien especial, bien fresca, bien chévere y bien bonita” , sentenció el también creador de sus discos “Calle Linda”, “Calle Linda 2” y “Calle Linda 3”.

El músico se prepara ahora para promover su nueva producción discográfica y visitar otros países.

Por el momento, está confirmada su actuación en México el 25 de noviembre.

“Yo estoy loco de irme para Europa, tengo muchos fanáticos en España, en Italia”, señaló.

PRÓXIMO PROYECTO CON DON OMAR Y JERRY RIVERA

Pirulo anunció además su participación en un proyecto musical con Don Omar, autodenominado “El rey” del reguetón, y el salsero Jerry Rivera.

Respecto a su futuro profesional, indicó que le gustaría entrar en el mundo cinematográfico y plasmar su vida en una película.

Previo a adentrarse en la salsa, Pirulo trabajó con los destacados raperos Tego Calderón, Voltio y el dúo de Jowell y Randy, cuyas influencias traslada al disco “Calle Linda”.

Rosado se inició en el género urbano cuando compuso y produjo la mayoría de los temas del disco de Tego Calderón “El abayarde contraataca” (2007).

Entre las canciones en las que trabajó en ese disco destacan “Lo hecho, hecho está”, “Tú pa’ mí”, “Venganza” y “Por mi madre”.

También fue el director musical del documental “Voltio, en vivo desde el Oso Blanco”, donde un grupo de prisioneros del “Bloque 352” de esa desaparecida penitenciaria en San Juan relatan sus experiencias.