Los gastos legales de LUMA no los paga el pueblo de Puerto Rico, alega el gobernador

 

GURABO (CyberNews) – El gobernador Pedro Rafael Pierluisi Urrutia no quiso opinar, el jueves, sobre si Wayne Stensby debe renunciar como principal oficial ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) de LUMA Energy, por el daño de imagen que ha creado la controversia por la entrega de documentos a la Cámara de Representantes.

“Eso es ya una cuestión interna de LUMA. Yo estoy enfocado en que el servicio eléctrico se esté dando, que la respuesta a cualquier avería sea lo más rápida posible, que no volvamos a tener los apagones que tuvimos con las fallas en las plantas eléctricas. Lo que yo quiero ver es mejoría y eso se está dando”, dijo el gobernador a preguntas de la prensa.

A juicio del gobernador, la situación provocada por Stensby no afecta la imagen de Puerto Rico.

“Aquí somos una sociedad de ley y orden y si acaso lo que ha confirmado este caso, por las directrices del propio juez es que tenemos un sistema judicial independiente que es el que toma las decisiones cuando hay cualquier controversia como esta. Yo lo que quiero es que esta controversia quede atrás para concentrarnos en lo importante, que es que se transforme el sistema eléctrico, que mejore, que sea uno más estable, resiliente y al menor costo posible”, insistió el mandatario.

Sobre la orden de arresto y la percepción de que el CEO de LUMA no apareció cuando era buscado por alguaciles, el gobernador dijo: “Yo no voy a entrar en eso. Eso son decisiones internas de la empresa y también estar hablando de fugitivo, no fugitivo, aquí lo que hay es una orden de arresto, que ahora mismo está suspendida su efectividad hasta el lunes. Así que vamos a enfocarnos que acabe la controversia el lunes”.

Pierluisi Urrutia espera que esta controversia acabe el lunes, fecha en la que se supone que el juez Anthony Cuevas Ramos determine, si en efecto, se cumplió o no la orden judicial.

“Yo lo que voy a decir es que espero que esa controversia acaba el próximo lunes. Es importante que se confirme que LUMA ha sometido toda la información que se le requirió y entonces seguir adelante con la transformación, que es lo importante. Que el servicio eléctrico sea confiable, sea en el menor costo posible y en eso es que yo estoy enfocado”, dijo el mandatario.

El gobernador alegó que los gastos legales en los que incurre el consorcio y/o Stensby, no los paga los consumidores a través de la factura de Energía Eléctrica. Además de los abogados que representaron a LUMA Energy en la vista por desacato, Stensby contrató los servicios de José Andreu Fuentes y Frank Torres Viada.

“Es que otra vez, LUMA tiene sus propios recursos. Los que recibe como parte del cargo este que cobra todos los años y otra cosa totalmente aparte es el presupuesto que tiene la Autoridad de Energía Eléctrica y LUMA, ambas, para operar el sistema eléctrico en Puerto Rico. Son cosas aparte.

No, los honorarios del abogado que puede estar representando al presidente de LUMA en esa controversia, si a caso alguien lo paga es LUMA de sus propios recursos”, señaló Pierluisi quien agregó que “No” pagará el pueblo.

Por su parte, la comisionada residente Jenniffer González Colón sentenció que: “A mí lo que me interesa es que la gente tenga luz. Yo creo que aquí lo más importante, para mí, es que la gente tenga generación, que haya transmisión, que se distribuya esa electricidad asequible, barata y que la gente, cuando llegue a su casa, no tenga que estar con un apagón de seis y siete horas.

Eso a mi juicio se ha estado corrigiendo. No se ha terminado, pero se ha estado corrigiendo paulatinamente”.

Agregó que la información solicitada “la van a tener que entregar. O sea, a mí si es hoy o mañana, la van a tener que entregar. Ya en el Congreso la entregaron. Esta controversia local uno se queda mirando el por qué, porque a nivel congresional tuvieron que entregarla”.

El juez Cuevas Ramos decidió el miércoles dejar en suspenso, pero vigente, la orden de arresto contra el CEO de LUMA Energy y dio un plazo hasta las cinco de la tarde del próximo lunes, 15 de noviembre de 2021 para que las partes sometan una moción en conjunto en la que certifiquen que se cumplió con la entrega de los documentos que requiere la Cámara de Representantes.

Las expresiones de Pierluisi Urrutia se dieron tras su participación como orador principal de la ceremonia del Día de los Veteranos, que se llevó a cabo en el Coliseo Municipal Fernando “Rube” Hernández en Gurabo.

“Agradezco la invitación del procurador del Veterano, Agustín Montañez Allman y la oportunidad de poder compartir con los veteranos aquí presentes para rendir tributo a todos los veteranos boricuas y en el resto de Estados Unidos, tanto los que ya no están con nosotros como quienes aún nos acompañan, y para agradecerles por su servicio honroso y desprendido a la nación en tiempos de guerra y en tiempos de paz”, expresó el primer ejecutivo.

El gobernador añadió que, “todos los días —pero hoy en especial— espero que cada uno de los veteranos y veteranas, y cada miembro de su familia, se sienta muy orgulloso de ese servicio a nuestra nación. Espero que sepan cuánto se aprecia su sacrificio y la diferencia que han hecho.

Ellos y ellas, así como los que hoy sirven en las Fuerzas Armadas, han hecho su parte. Que ese trabajo, ese valor y ese servicio nos sirvan siempre de inspiración para que todos los puertorriqueños y puertorriqueñas hagamos la nuestra”.

Previo a los actos oficiales, el evento coordinado por la Oficina del Procurador del Veterano también contó con una feria de servicios, un torneo de ajedrez y la entrega de la Copa del Veterano.

El gobernador expresó que se encuentra trabajando con el procurador Montañez Allman para viabilizar que sus oficinas sean trasladadas a una instalación cercana al Hospital de Veteranos para facilitar el acceso a los servicios que necesitan.

Durante la ceremonia también estuvieron presentes la alcaldesa de Gurabo, Rosachely Rivera Santana y la comisionada residente, Jenniffer González.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.