“Le decía a mi esposa que me moría y no veía nuestra casa hecha”

 

CEIBA (CyberNews) – A sus 71 años, el mayor anhelo de don Cristobal Colón era poder ver construida su casita junto a su esposa Sara I. Sáchez con la que lleva 34 años de matrimonio.

Hasta hace unos días vivían en una maltrecha casa de madera cubierta con un toldo azul desde el paso del huracán María. Las paredes y el piso de la residencia estaban deteriorados al punto de tener agujeros. Y tampoco tienen un familiar que se ocupe de ellos. Viven solos y tienen múltiples condiciones de salud.

Pero este panorama cambió hace unos días con la ayuda del alcalde del municipio, Samuel Rivera Báez y un grupo de empleados del Departamento de Obras Públicas Municipal quienes se enrollaron las mangas para levantarle una nueva casita en concreto a don Cristobal y a su esposa.

El nuevo hogar cuenta con sala, cocina, baño, una habitación y balcón.

“Estoy muy agradecido con el alcalde y con los muchachos que trabajaron en la construcción. Llevábamos 11 años esperando la ayuda para reconstruir la casa, yo le decía a mi esposa que me moría y no veía nuestra casa hecha”, comentó Don Cristobal.

Rivera Báez, explicó en declaraciones escritas que supo del caso de don Cristóbal Colón, el pasado mes de enero, cuando asumió las riendas del municipio como nuevo alcalde.

Especificó que un empleado municipal fue quien les informó del caso y le pidió que fuera a visitar a la pareja.

“Cuando llegué a la casa de don Cristóbal y vi las condiciones en que vivían de inmediato vi lo apremiante de la situación y le dimos la prioridad que ameritaba. Las condiciones de la casa no permitían ningún arreglo, estaba completamente deteriorada y decidimos hacer una vivienda nueva. Hoy puedo dormir tranquilo porque Don Cristóbal y su esposa duermen en un hogar seguro”, manifestó el alcalde.

El matrimonio recibió su nuevo hogar amueblado. El alcalde dijo que a este proyecto se unieron los comerciantes del pueblo y varias empresas privadas que colaboraron en los equipos para el hogar. La nueva residencia tiene todos los enseres de la cocina nuevos, equipos de baño, juego de cuarto y muebles nuevos.

“Mi agradecimiento a los empleados del Departamento de Obras Públicas por su trabajo, sé que pusieron su corazón en esta obra, que si faltaba clavos o algún material iban y lo compraban con su dinero. También mi agradecimiento al cariño de nuestro pueblo que siempre está dispuesto a colaborar”, expresó el alcalde.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.