Alegan que el Secretario de Salud no aguanta un día metido en un salón clases, por la falta de aires o abanicos

 

SAN JUAN (CyberNews)- El presidente de la Asociación de Maestros (AMPR), Víctor Manuel Bonilla Sánchez calificó el miércoles de “inhumano” la directriz del secretario de Salud, Carlos Mellado López de prohibir el uso de aires acondicionados o abanicos en los salones que se utilizarán para las clases presenciales.“Eso es inconcebible. Y a mí me encantaría que el secretario de Salud fuera y estuviera un día completo en un salón de esos”, dijo el presidente de la AMPR en entrevista con CyberNews.

“¿O sea, que usted entiende que el secretario de Salud no aguantaría un día en salón de esos, metido entre paredes de acrílico, con uniforme, con mascarilla y sin aire acondicionado ni abanico?, se le preguntó.

“Yo entiendo que no” contestó Bonilla Sánchez.

El presidente de la AMPR le pidió tanto al Departamento de Salud como al Departamento de Educación que revalúen esa prohibición.
Según Bonilla Sánchez, la epidemióloga Fabiola Cruz, quien fue una de las encargadas de preparar el protocolo de reapertura de las escuelas, les dijo en una orientación que se podían usar abanicos de piso “solamente apuntando en una dirección”.

“Pero el secretario de Salud después nos dijo que no se puede usar. Nosotros estamos pidiendo una información adicional a ver si Fabiola-que es la experta y fue la que hizo el protocolo-nos puede ayudar. También, le pedimos información a los otros epidemiólogos que compartieron con nosotros en esa orientación a ver si nos pueden aclarar esas dudas”.

Bonilla Sánchez, junto a la secretaria general de la Local Sindical, Grichelle Toledo Correa visitaron tres escuelas en el área metropolitana de San Juan, para inspeccionar si cumplen con el protocolo establecido por el Departamento de Salud.

A juicio de Bonilla Sánchez, la escuela Luis Palés Matos (conocida como La Esperanza) y la escuela de Fairview en Trujillo Alto cumplen en un 98 por ciento con el protocolo. La preocupación en esos dos planteles responde a la ubicación y/o tamaño del salón que se utilizara como aislamiento en caso de que se detecte un estudiante positivo o que se sospeche que tenga síntomas parecidos al COVID-19.

Sin embargo, en la escuela Ramón Marín Solá en Guaynabo, encontraron resistencia de la directora para dejarlos inspeccionar el plantel, que según la delegada de la escuela, recién comenzaron los trabajos de acondicionar los salones. Algunos maestros, expresó Bonilla Sánchez, voluntariamente ayudaron a limpiar los salones en los que “encontraron excremento de ratones y ratas”. Tampoco se habían discutido los protocolos desde la transportación a la escuela, hasta la llegada a la primera estación de cotejo en la escuela.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.