37 familias en Guayama ahora tienen un lugar seguro al que llamar hogar

 

Unas 37 familias de cinco comunidades del municipio de Guayama, ahora pueden disfrutar de la estabilidad que brinda tener un techo seguro gracias a la ayuda de Habitat for Humanity of Puerto Rico y su Programa de Reparación de Viviendas, creado para ayudar a rehabilitar viviendas afectadas por los huracanes Irma y María a través de la Isla.

El proyecto, que representa una inversión de $1.1 millones para el Municipio de Guayama, está financiado primordialmente por un donativo de $50 millones de la compañía biofarmacéutica global AbbVie. El donativo de AbbVie es parte de un compromiso filantrópico más amplio de $350 millones de la compañía con las organizaciones sin fines de lucro para lograr un impacto positivo a largo plazo en las comunidades, incluyendo el apoyo a sus socios en Puerto Rico para fortalecer el acceso a servicios de salud y vivienda. AbbVie, uno de los patronos privados más grandes de Puerto Rico con más de 1,200 empleados, se unió a Habitat for Humanity of Puerto Rico luego de los huracanes Irma y María para ayudar a llevar a Puerto Rico de la recuperación a la resiliencia. Asimismo, el equipo de beisbol L.A. Dodgers contribuyó al proyecto de Guayama mediante una inversión total de casi $100,000 para la reparación de cuatro viviendas.

“En Habitat for Humanity of Puerto Rico, seguimos enfocados en cumplir con nuestro compromiso de contribuir a la reconstrucción sostenible de Puerto Rico”, dijo Amanda Silva, directora ejecutiva de Habitat for Humanity of Puerto Rico. “Con las reparaciones completadas en Guayama, estamos encaminados hacia nuestra meta de reparar un total de 700 viviendas bajo el Programa de Reparación, y brindarles la oportunidad a familias en comunidades afectadas por los desastres naturales de tener una vivienda digna, segura y resiliente”.

“El impacto devastador de los huracanes Irma y Maria es aún palpable, y como uno de los patronos más grandes en la isla AbbVie tiene el compromiso de trabajar con socios como Habitat for Humanity of Puerto Rico en los esfuerzos de recuperación y resiliencia”, dijo Alejandro Drevon, gerente general de AbbVie Puerto Rico.

“Apoyando el compromiso de Habitat de construir estructuras capaces de sobrellevar las inclemencias severas del tiempo, ayudamos a proteger la infraestructura de Puerto Rico de daños futuros. Nos sentimos orgullosos de lo que Habitat for Humanity of Puerto Rico ha logrado y entusiasmados con la continuación de sus trabajos en la Isla”.

Los trabajos de Habitat for Humanity of Puerto Rico en las comunidades de Olimpo, Corazón, Caimital, Pueblo y Costa Azul en Guayama generaron 16 empleos en la industria local de construcción. Los trabajos incluyeron reparación y remplazo de techos en madera y zinc; reparación, sellado e impermeabilización de techos en hormigón; instalación de puertas y ventanas; reparación de pisos y cocinas; pintura interior y exterior; e instalación de barandas.

Uno de los dueños de vivienda que recibió asistencia a través de este proyecto es Luis, un hombre de 82 años, quien reside con su hijo de 55 años que está incapacitado.

“Casi todas las casas a nuestro alrededor quedaron destruidas por el huracán y nunca más las reconstruyeron. Nuestra casa se quedó sin parte del techo, el agua se filtraba por el techo y las paredes, y los zancos estaban virados”, cuenta Luis. “Gracias a Habitat que vinieron a ayudarnos; arreglaron el techo, las paredes y los zancos. La casa quedó perfecta y ya no nos mojamos cuando llueve; así vale la pena vivir aquí; ojalá que Dios me dé mucho tiempo más para poder disfrutarla con mi hijo”.

Para María, de 62 años y residente del barrio Corazón en Guayama, la experiencia de ver su casa destruida al regresar cuatro días después del huracán María fue devastadora. “Pasé el huracán en casa de mis sobrinos y cuando regresé la mitad del techo había desaparecido, las ventanas y puertas estaban rotas, y todo adentro estaba inundado y destrozado”, recuerda.

Los trabajos de Habitat for Humanity of Puerto Rico en casa de María incluyeron reparaciones al techo, ventanas, paredes y cocina, empañetado y pintura. “Mi casa se ve nueva. Ahora tengo un techo seguro y me siento tranquila porque sé que podré pasar mi futuro aquí. Estoy muy agradecida de todo corazón, no tengo palabras”.

Silva añadió: “Aun ante los retos inmensos que nos trajo el COVID-19, el proceso de ayudar estas 37 familias ha sido sumamente gratificante. Les agradecemos por abrirnos las puertas de sus hogares, así como al Municipio de Guayama por su colaboración, y a todo el equipo de trabajo incluyendo ingenieros, contratistas, trabajadores y líderes comunitarios”.

El Programa de Reparación de Viviendas es parte de una iniciativa de cinco años de recuperación de desastres de Habitat for Humanity of Puerto Rico. Guayama es uno de cinco Municipios del área sureste de la Isla incluidos en el programa bajo el cual ya se han completado reparaciones en Arroyo y Salinas, con reparaciones próximas a comenzar en Santa Isabel y Patillas.

Además del Programa de Reparación, Habitat for Humanity of Puerto Rico está trabajando para atender otros asuntos sistémicos que afectan los residentes de la isla incluyendo: la legalización de títulos de propiedad, el desarrollo de capacidades en el sector de construcción y viviendas, y el intercambio de conocimientos con agencias de gobierno y municipalidades para ayudar a mejorar las soluciones de recuperación y respuestas de desastres.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.