Senador hace llamado al gobernador para que suspenda el inicio de clases presenciales

 

El Senador Rafael Bernabe, del Movimiento Victoria Ciudadana, indicó hoy que el Protocolo publicado por el Departamento de Salud relacionado con el regreso a las clases presenciales demuestra que no se pueden reabrir las escuelas en marzo, como insiste el Gobernador.

El Protocolo establece las condiciones indispensables para abrir las escuelas responsablemente. Según Bernabe, si se estudia el “Listado de Cotejo para Certificación de Apertura Escolar” (Anejo B. Forma O1, pp. 49-53). “se verá que es imposible que las escuelas vayan a cumplir con estas condiciones en pocas semanas”.

“Esto confirma”, añadió Bernabe, lo revelado en las vistas que ayer celebró la Comisión Especial del Senado para la Monitoría del Programa de Educación Especial.

Allí organizaciones magisteriales, uniones de trabajadores no docentes, el Comité Timón de padres de estudiantes de educación especial y otros grupos relacionados con el sistema de educación pública señalaron unánimemente que el sistema no está listo y que no es aconsejable reanudar clases presenciales en este momento, y que lo más sensato es prepararse para agosto.”

Bernabe planteó que “el hecho de que el Gobernador tuvo que declarar un estado de emergencia para tratar de abrir las escuelas en marzo es la mejor demostración de que los preparativos, incluso para un número limitado de escuelas, están atrasados. Es indicación de que se está haciendo de manera atropellada lo que debe hacerse con el mayor cuidado y cautela”.

“Al darse cuenta del atraso, no se debió declarar un estado de emergencia sino aplazar una reapertura para la cual no se está preparado”, subrayó Bernabe.

“El Gobernador”, comentó Bernabe, “se comprometió prematuramente a reabrir escuelas en marzo. Esto fue un error. Quizás piensa que aplazar la apertura lo hará quedar mal.

Pero ese no puede ser el criterio para una decisión tan crucial. Si rectifica, seremos los primeros en reconocerlo. Pero tiene que rectificar”.

“No se trata de nuestra voz únicamente. Todo indica que la gran mayoría de los padres y madres, aún con todos los inconvenientes de las clases virtuales, temen o tienen serias dudas sobre un regreso a clases presenciales en este momento. Obligarlos a ese regreso ahora tan solo aumentaría su angustia y preocupación. El año, con todas las irregularidades, tampoco se ha ‘perdido’, gracias al esfuerzo heroico de miles de maestros y maestras. Esta apertura promete añadir un elemento de desorden a las prácticas y rutinas de emergencia que se han ido adoptando”.

Bernabe concluyó planteando que “hacemos un llamado al Gobernador, ahora a la luz del protocolo publicado por el Departamento de Salud, a que rectifique y deje sin efecto el plan de regreso a las clases presenciales en este semestre.”

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.