Popeyes lanza icónico postre de Nueva Orleans al mercado de Puerto Rico

 

“Se alborotó el gallinero” en la avenida Roosevelt con la llegada de los beignets al mercado de Puerto Rico, que fueron entregados calientitos a la mano como regalo de bienvenida de Popeyes a su nuevo competidor al área de Hato Rey, desde el restaurante de la cadena que ubica en dicha avenida.

La estrategia de mercadeo se fue viral logrando más de 290,000 impresiones y resultando en una interacción de más de 28,500 personas, se informó este jueves en un comunicado de prensa.

Para darle continuidad al lanzamiento de esta nueva opción de postre de Popeyes y con la llegada este próximo fin de semana de San Valentín, la cadena está promoviendo un combo especial en colaboración con Hershey’s.

Anticipando que este año muchas parejas estarán más propensas a celebrar la ocasión en casa, el combo para dos estará disponible exclusivamente, y mientras dure, a través de Uber Eats y Dame un bite, sólo el 12, 13 y 14 de febrero. El combo de $10.99 de San Valentín de Popeyes/Hershey’s incluye 6 trozos de pollo (tenders), 2 refrescos, 2 complementos y 2 beignets rellenos de chocolate junto a una bolsa de corazones Hershey’s.

Los beignets (se pronuncia bein-yeiz) son unos deliciosos cuadrados de masa frita originales de Nueva Orleans, con sabor similar a una dona o buñuelo, pero más airosos y crujientes, que honran la herencia francesa de la ciudad más reconocida de Luisiana que combina la cultura, música y sabor culinario de la región.

Los beignets de Popeyes están rellenos de chocolate Hershey’s, se fríen al momento y se cubren de azúcar polvo (10x) justo antes de entregarse al cliente para mayor sabor y dulzura. Están disponibles por tiempo limitado alrededor de toda la Isla como parte de la estrategia de la cadena de fortalecer su portafolio de postres. Vienen en tres tamaños: tres piezas por $1.99, seis por $3.99 y doce por $7.99.

“Los beignets son tan icónicos de Nueva Orleans como la piña colada es de Puerto Rico. Popeyes es sinónimo de los sabores, colores y el menú de Luisiana. Y no hay un lugar más apropiado para probar los beignets que en Popeyes, pues ambos son auténticos de Nueva Orleans. Estos deliciosos cuadrados son perfectos como postres, como un gustito o merienda a cualquier hora del día, así como idóneos para compartir, particularmente con el Día de San Valentín acercándose, ya que están disponibles a toda hora en nuestros restaurantes o a través de los servicios de entrega Uber Eats, y ahora, Dame un bite,” indicó Eduardo Zúñiga, vicepresidente de Operaciones para Popeyes Puerto Rico.

Popeyes se distingue por su sabor único al estilo de Nueva Orleans con un menú que incluye pollo cajún, trozos de pollo (chicken tenders), mariscos y camarones fritos, así como arroz con habichuelas y otros manjares regionales. Es una marca de servicio rápido que se diferencia de la competencia con un sello distintivo por el sabor auténtico cajún de Luisiana y su tradición culinaria.

Su proposición de marca se distingue por ofrecerle al consumidor más valor por su dinero con generosas porciones, un mejor sabor gracias a su proceso de marinado de 12 horas, comida servida con mayor rapidez con más cantidad de empleados que garanticen esa entrega rápida y mariscos disponibles durante todo el año como los camarones, así como su creatividad culinaria. Aunque es mejor conocida por su característica sazón picante al estilo cajún, la marca también ofrece como parte de su menú alternativas de productos bien sazonadas, pero no picantes.

Popeyes cuenta actualmente con 800 empleados en una red de 18 restaurantes localizados en Caguas, Caguas II, Campo Rico, Carolina, Cupey, Dorado, Hatillo, Levittown, Mayagüez Mall, Mayagüez Terrace, Plaza Las Américas, Plaza del Sol, Ponce, Rexville, Roosevelt, Santa Isabel, Santurce y Trujillo Alto.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.