Miguel Romero acude al tribunal para obligar a Yulín a realizar la transición

upr

 

El alcalde electo de San Juan, Miguel Romero Lugo radicó una petición de “mandamus” ante el Tribunal de Primera Instancia de San Juan a fin de que la alcaldesa saliente de la Ciudad Capital, Carmen Yulín Cruz Soto, cumpla su deber ministerial de participar y comenzar de inmediato el proceso de transición gubernamental, según establece la ley en el Código Municipal.

El alcalde electo fundamentó su petición en lo que establece el Artículo 2.001 del Código Municipal que regula la transición de los municipios y dispone que la transición de gobierno, entre la administración saliente y la entrante, debe de comenzar no más tarde quince (15) luego de la fecha en que se celebraron las elecciones generales; es decir, el proceso debió haber comenzado el pasado miércoles, 18 de noviembre. Al día de hoy, Cruz Soto se ha negado a cumplir con lo establecido en ley.

“La alcaldesa saliente tiene el deber ministerial de iniciar, participar y permitir que el proceso de transición comience en el municipio de San Juan, dentro del marco establecido en el Artículo 2.001 del Código Electoral. A pesar de ello, se niega a cumplir con su obligación utilizando, a sabiendas, excusas y alegaciones falsas sobre el resultado de las elecciones del pasado 3 de noviembre. La actitud de la alcaldesa saliente es una temeraria pues ella conoce que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) emitió desde el pasado 7 de noviembre una certificación preliminar sobre el resultado de las elecciones generales”, señaló Romero Lugo.

El alcalde electo sentenció además que “esta inacción por parte de la alcaldesa saliente nos obliga a acudir a los tribunales para que ellos tengan la última palabra y encaminen este proceso de transición de San Juan. Es imperativo culminar con esta controversia para dar paso al que San Juan necesita y salir del estado de abandono en que se encuentra el Municipio. Ya nos enteramos que la administración saliente adeuda más de noventa (90) millones de dólares al retiro de los empleados municipales. Ya sabemos también que hay un desastre administrativo y deficiencias en el programa Head Start que provocaron que el Municipio perdiese la asignación automática de unos treinta millones de dólares para administrar dicho programa municipal. Es inaceptable que ahora pretendan evadir su responsabilidad de llevar a cabo un proceso de transición para ocultar el desastre que tienen y la negligencia crasa en el manejo de la administración pública municipal”.

El también senador presentó una primera misiva a Cruz Soto el 9 de noviembre, a la cual ella ripostó de manera pública que no comenzaría con el proceso de transición, al no reconocer a Romero Lugo como alcalde electo.

El pasado 18 de noviembre, fecha límite para haber comenzado la transición, Romero Lugo cursó una segunda misiva a Cruz Soto en la que solicitó hora y lugar para comenzar el proceso. Al día de hoy, la alcaldesa saliente no ha respondido dicha comunicación.
Entre varias razones, Romero explicó que el Código Municipal establece en el Artículo 2.001(o) que el proceso de transición no se paralizará en el caso de que la CEE ordene un recuento electoral; y que el comité de transición tendrá los mismos deberes y obligaciones, como si no se estuviese llevando a cabo un recuento electoral.

Puntualizó, además, que por disposición del Artículo 2.001(b) del Código Municipal, el proceso de transición en el municipio debía comenzar al decimoquinto día luego de la celebración de las elecciones generales —es decir, el pasado 18 de noviembre— a fin de culminar en o antes del 31 de diciembre de este año eleccionario.

Insto nuevamente a la alcaldesa a que de una vez y por todas comencemos el proceso de transición para tener un panorama claro del estado del Municipio y poder atender de forma correcta los retos y problemas que tenemos por delante. Tratar de minar mi posición como alcalde electo, afecta los mejores intereses de los residentes de nuestra Ciudad. Estas acciones de la alcaldesa ponen en riesgo la continuidad y mejoramiento de los servicios que necesitan los sanjuaneros”.

“Además, la pretensión de la alcaldesa saliente tiene el efecto directo de incumplir con los términos establecidos en el Código Municipal y el Proceso de Transición. Lo anterior cobra mayor relevancia cuando la transición tiene que concluir el 31 de diciembre; mientras más demore su comienzo, el riesgo de que no concluya dentro del término que dispone la ley es mayor. Máxime, cuando aquí está envuelta la Ciudad Capital, cuya administración es la más compleja y tiene el mayor presupuesto de Puerto Rico”, concluyó Romero Lugo.

El alcalde electo tomará posesión de su cargo el segundo lunes del mes de enero del 2021.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.