Gobernadora se reúne con la Junta Fiscal en Nueva York

 

NUEVA YORK (CyberNews) – La gobernadora Wanda Vázquez Garced, el representante ante la Junta de Control Fiscal (JCF), Omar Marrero, y el secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, y la directora ejecutiva de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés) Jennifer Storipan, comparecieron hoy a una vista solicitada por la primera ejecutiva ante la JCF para insistir en agregar 200,000 personas al Plan Vital.

En julio de este año, el gobierno de Puerto Rico hizo esta solicitud a la JCF, mas la misma fue denegada. Es por eso que la gobernadora solicitó una reunión presencial, luego de una exitosa reunión con los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) el pasado lunes.

“El Congreso de los Estados Unidos aprobó el PL116-94 en 2019 para desembolsar 1.5 mil millones de dólares para Medicaid en dos años. Debido a los terremotos, a la pandemia y a procesos burocráticos, lamentablemente no se pudo desembolsar por completo. Queremos hacerle justicia a 200,000 vidas que necesitan cubierta de plan médico, especialmente en estos momentos en que vivimos una pandemia. Para poder hacerlo, necesitamos que la JCF apruebe poder utilizar los fondos”, explicó la primera ejecutiva en comunicación escrita.

Destacó que, además de agregar 200,000 personas al Plan Vital, esto ayudaría a hacerle justicia a los médicos en Puerto Rico, al incrementar las tarifas de pago para que equiparen 70 por ciento de lo que gana un médico que da servicio a pacientes de Medicaid en Estados Unidos. Esto ayuda a retener a los médicos para que no se vayan de la isla, además de que también se atendería el aumento de salario a los dentistas, el cual no se ha evaluado en 20 años.

“Esta partida que solicitamos no requiere un financiamiento recurrente, dado a que sería temporero por el término de 12 meses”, indicó Vázquez Garced.

Por su parte, Marrero indicó: “En el día de hoy, nuestra administración sostuvo una reunión importante con el nuevo presidente de la JCF, David Skeel, con el propósito de identificar soluciones concretas que nos ayuden a tener un sistema de salud igualitario con el aumento de fondos federales designados al programa Medicaid de Puerto Rico. Ante los desafíos que nuestro pueblo ha enfrentado en los últimos años y los controles presupuestarios de la JCF, una parte de los fondos asignados para este y el próximo año fiscal se encuentran en riesgo. Nuestro compromiso es trabajar varias iniciativas junto a la JCF para utilizar estos fondos efectivamente y para que nuestro pueblo no tenga que pagar las consecuencias de las acciones de la JCF. Nuestro pueblo merece un programa de salud digno”.

Por su parte el secretario de Salud indicó que como parte de la agenda de discusión ante la JCF, le expuso la necesidad de ajustar los estándares del nivel de pobreza en la isla para que el programa Medicaid pueda ofrecer servicios a más puertorriqueños que lo necesitan.

“La población que atiende Medicaid está sujeta al nivel de pobreza de Puerto Rico, que está en un 43 por ciento del nivel federal. Nuestra petición a los directivos de la JCF es que dicho nivel de pobreza sea ajustado al 85 por ciento del nivel federal lo que nos permitiría que cerca de 200,000 puertorriqueños más tengan acceso al plan de salud Vital. Estamos confiados en que se acogerá nuestra recomendación, por la salud del pueblo de Puerto Rico”, dijo González Feliciano, quien destacó que la petición cobra relevancia en momentos en que la isla enfrenta la pandemia provocada por el COVID-19.

Storipan señaló: “Hemos visto las consecuencias que la pandemia ha causado, no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Debemos trabajar para asegurar que haya cubierta de salud para todos los que necesitan durante en estos momentos de gran preocupación por la salud pública. Hoy hemos compartido con la JCF las distintas maneras en que podemos utilizar los fondos de Puerto Rico durante esta pandemia. Su aprobación a esta solicitud nos ayudará a salvar vidas y proveer servicio de salud adecuado a la gente de Puerto Rico”.

El 15 por ciento de la población en la isla no cuenta con plan médico en este momento crítico. Esto significa que personas infectadas por COVID-19 podrían no recibir atención médica a tiempo y tengan que esperar demasiado, con el riesgo de perder sus vidas.

“Para mí, éste es un asunto de vida o muerte y por ello quise tener estas conversaciones de manera personal y directa. Confío que aprueben esta solicitud, para garantizar que en medio de esta histórica pandemia, todos los puertorriqueños puedan tener una cubierta de plan médico que les garantice acceso a servicios médicos”, agregó la gobernadora.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.