“Les estoy dando una segunda oportunidad”, dijo la gobernadora tras flexibilizar la Orden Ejecutiva

 

LA FORTALEZA (CyberNews) – La gobernadora Wanda Vázquez Garced emitió el jueves la Orden Ejecutiva 2020-066, que tendrá vigencia tres semanas, desde el 12 de septiembre hasta el 2 de octubre de 2020, y en la que anunció las nuevas medidas que se implantarán para evitar el contagio del COVID-19.

La nueva Orden Ejecutiva establece que el toque de queda continuará de 10:00 de la noche a 5:00 de la mañana, continúa la prohibición de aglomeraciones de personas y continúan vigentes las multas por no usar mascarillas.

“Lo más importante para poder protegernos no es el toque de queda o las limitaciones que podamos implementar. Lo más importante y necesario es protegernos nosotros mismos. El uso de la mascarilla y mantener distanciamiento físico es lo que nos ayudará a salvar vidas, más que cierres o limitaciones de espacios. El gobierno tiene una función, pero la ciudadanía tiene la responsabilidad de cuidarse.

Nadie quisiera contagiarse y luego ir a sus hogares a contagiar a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos”, dijo Vázquez Garced en conferencia de prensa.

Uno de los cambios es que los establecimientos y lugares que en la pasada Orden Ejecutiva establecían que podían abrir con hasta un 25 por ciento de capacidad, como restaurantes, concesionarios de autos, iglesias y velatorios, ahora podrán atender hasta 50 por ciento de capacidad en su interior. En el caso de restaurantes con áreas al aire libre, no se limitará la capacidad de ocupación.

Además, se podrá consumir y comprar bebidas alcohólicas hasta las 10:00 de la noche en restaurantes y supermercados.

En ese sentido, los establecimientos como “laundry”, “laundromats”, concesionarios de autos, funerarias, iglesias, templos, mezquitas, o sinagogas, y los centros comerciales, podrán permitir 50 por ciento de capacidad.

En cuanto a la reapertura los domingos, se podrá abrir bajo las mismas restricciones del toque de queda del resto de los días.

Por otra parte, se permite la apertura de casinos, gimnasios, cines, áreas recreativas y piscinas, con las estrictas medidas de precaución y limpieza que han establecido, y con una capacidad máxima de 25 por ciento.

Sin embargo, los chinchorros, cafetines, barras y discotecas deben permanecer cerrados.

Las marinas podrán abrir, pero las embarcaciones no deben pegarse unas a otras. Las playas estarán abiertas para hacer ejercicios, pero no para socializar con sillitas y neveritas.

En cuanto a la educación, continuará siendo a distancia. Por recomendaciones del Departamento de Salud, no deben ser presenciales para evitar que menores se contagien y luego contagien a sus padres o abuelos.

Se podrá someter ante la consideración del Secretario de la Gobernación propuestas para la consideración de conciertos, actividades teatrales y actividades corporativas para su aprobación y autorización. Dichas propuestas serán evaluadas sujeto a la implementación de medidas se seguridad y salubridad para mitigar el contagio del virus y proteger la salud y seguridad de los trabajadores, artistas y toda persona que participe en la preparación del evento.

Mas continúan desautorizadas todas las actividades multitudinarias, tanto en espacios abiertos como cerrados, incluyendo desfiles, caravanas y actividades análogas que propendan al aglomeramiento de personas.

La gobernadora indicó además que, de ahora en adelante, se dejan sin efecto los “tasks forces” médico y económico, aunque sus miembros continuarán asesorando al Departamento de Salud y al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC). Ambas agencias continuarán tomando las decisiones necesarias relacionadas a la pandemia.

“Quiero agradecer profundamente a todos los miembros de ambos ‘task forces’. Ofrecieron su experiencia, su profesionalismo y su valioso tiempo para ayudar al gobierno cuando más lo necesita para ayudar a Puerto Rico y a todos los que vivimos en esta isla. Puerto Rico les agradece enormemente”, expresó la primera ejecutiva.

La mandataria resaltó que desde que en mayo se creó el Comité Interagencial para velar por el cumplimiento de negocios y las entidades gubernamentales con la obligación de entregar su autocertificación y plan de manejo de COVID- 19 al Departamento del Trabajo, se han realizado 3,223 inspecciones. Agregó que en lo que va del mes de septiembre, se han realizado 176 inspecciones. De esos, 157 negocios y/o entidades estaban en cumplimiento, y solamente 19 no cumplieron.

“Estamos en una etapa de contagio comunitario. El uso de mascarilla puede hacer la diferencia entre contraer el COVID-19 o seguir sano. Les pido una vez más que se cuiden para evitar contagiar a un ser querido. Vamos a tomar las precauciones para evitar más muertes por el COVID-19 en Puerto Rico. Somos nosotros mismos los que tenemos que recordar que, si amamos a nuestros seres queridos, tenemos que protegernos para protegerlos a ellos también”, enfatizó Vázquez Garced.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.