Piden renuncia del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones

 

SAN JUAN (CyberNews)-La representante Lourdes Ramos exigió el domingo la renuncia del presidente de la Comisión Estatal de Elecciones, Juan Ernesto Dávila Rivera, por los problemas que ha enfrentado el proceso de las primarias.

Según Ramos, el presidente de la CEE debe renunciar “por allanarse a la Junta (de Control Fiscal), no defender con vigor nuestra democracia, como por guardar silencio ante sus desmanes, que ni el dinero para imprimir las papeletas de votación estaba asignado lo que dilató su impresión y produjo el atraso en las votaciones”, dijo Ramos en declaraciones escritas.

“El presidente de la Comisión se conformó con obedecer a la Junta y nunca fue proactivo en demandar la asignación de los recursos ante todos los foros pertinentes. No defendió la pureza de la democracia. Le falló a todo un pueblo. Ha sido negligente”, añadió.

Ramos acusó a la Junta de Control de ser parte del caos que enfrenta el proceso primarista.

No obstante, la directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal (JCF), Natalie Jaresko expresó el pasado 22 de julio que  la CEE tenía el dinero asignado para realizar los eventos.

“La Junta está comprometida con apoyar unas elecciones justas, libres, abiertas y más seguras que nunca. Las elecciones son un pilar de la democracia y el Plan Fiscal Certificado para Puerto Rico provee el financiamiento suficiente para que la Comisión Estatal de Elecciones pueda cumplir con su mandato, proteger la integridad del proceso electoral, y promover y facilitar a los residentes de Puerto Rico su derecho al voto de la manera más eficiente, aún bajo las circunstancias más difíciles.

Los debates públicos recientes con respecto a los temas de salud y seguridad en la preparación del Comité Estatal de Elecciones ante las próximas primarias y elecciones generales en Puerto Rico, dado a la situación del COVID-19, deben considerar que la Comisión dispone de los fondos necesarios para unas elecciones seguras ante la disponibilidad de $2,200 millones provistos por el Gobierno Federal para los gastos relacionados con el COVID-19. Estos fondos deberían compensar por cualquier interrupción provocada por la pandemia.

Muchos de los Gobiernos en Estados Unidos y de otros países del mundo, se han mantenido trabajando bajo condiciones tensas para mantener la integridad y la seguridad de un proceso eleccionario democrático durante la pandemia global del COVID-19. El Comité Estatal de Elecciones debe redoblar sus esfuerzos para utilizar el financiamiento federal disponible de la manera más eficiente posible y así salvaguardar la salud de todos los votantes y el proceso en sí.

El pueblo de Puerto Rico no se merece menos”, expuso Jaresko.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.