Empleada del municipio de Guaynabo alega supuesto patrón de maltrato a empleados e indiferencia del alcalde en carta de renuncia

 

GUAYNABO (CyberNews)- Una mujer que trabajaba como oficinista en el Departamento Municipal de Familia en el Municipio de Guaynabo, renunció el viernes por supuesto maltrato emocional.

Supuestamente el maltrato es  propiciado por los jefes de departamentos del ayuntamiento de Ángel Pérez Otero, quien a juicio de la mujer ha prestado poca o ninguna atención sobre el particular.

“Esta administración se ha concentrado en ayudar a los familiares y amigos y a nosotros los de Guaynabo nos ha echado a un lado y especialmente a mí quien perdió amistades por apoyarlo. Renuncio a esta administración la cual usted dice dirigir, que va de mal en peor con los atropellos que le están haciendo a los empleados”, escribió en su carta de renuncia Lourdes Fernández Camareno.

“Además, ya no confío en usted, pues no es un hombre de palabra. Siga cantando y siga obrando mal y pasando la mano a sus directores que esos mismos lo sacarán de ahí.

Aunque es de conocimiento que ni usted ni su administración no han hecho nada por el pueblo de Guaynabo. Esta administración no sirve, porque usted que es el líder está totalmente desenfocado”, añadió Fernández Camareno en la carta de renuncia.

El disgusto de la mujer, según expuesto en su carta, responde a que supuestamente Zulma Cruz, directora de la Oficina de ayuda a las personas con impedimentos y de edad avanzada la agredió física y verbalmente. La mujer llevó la queja a Pérez Otero y supuestamente no hizo nada. Tampoco hizo nada el director de Recursos Humanos Giovanni Mercado.

Luego, pidió traslado a otra dependencia del Departamento municipal de Familia, pero la solicitud le fue denegada.

A continuación la carta:

Documento Suministrado

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*