Federales procesan a 22 personas por fraude bancario

 

SAN JUAN (CyberNews) – la fiscal federal, Rosa Emilia Rodríguez Vélez informó que el jueves, un gran jurado federal emitió una acusación de 37 cargos en los que imputa a 22 personas por conspiración para cometer fraude bancario, 18 cargos sustantivos de fraude bancario y 16 cargos de robo de identidad agravado.

Durante el curso del plan, los demandados obtuvieron ilegalmente $ 560,640.43 de la Oficina de Lotería de Puerto Rico (la “Lotería de RP”), una división del Departamento del Tesoro de Puerto Rico. El Servicio Secreto de los Estados Unidos estaba a cargo de la investigación.

“La acusada, Natalie Enid González Rodríguez perpetró este esquema fraudulento durante muchos años, e involucró a muchas personas que hoy son acusadas por un fragmento de las ganancias que ella generó.

Estos cargos demuestran una vez más que la Oficina del Procurador de los Estados Unidos está resuelta a investigar y procesar a quienes perpetran esquemas financieros para estafar a víctimas insospechadas”, dijo Rodríguez Vélez en comunicación escrita.

Según la acusación, la demandada [1] Natalie Enid González-Rodríguez produjo o adquirió cheques fraudulentos utilizando los nombres y direcciones de inquietudes comerciales confiadas que operan en Puerto Rico como emisores aparentes de los cheques (los “Empleadores Falsos”) especificando el enrutamiento y la cuenta Número de cuenta bancaria de la Lotería de Puerto Rico. Los cheques falsos se emitieron a nombre de uno de los siguientes demandados como empleados o contratistas: [2] Vanessa Pérez; [3] María Magdalena Silva, también conocida como “María Magdalena Robaina / María Silva / María Robaina”; [4] Miguel Ángel Robaina, también conocido como “Miguel Robaina”; [5] Destini Angelica Hanze, también conocido como “Destini Hanze;” [6] Ángel Miguel Berríos-García, también conocido como “Ángel M. Berrios-García / Ángel Berríos”; [7] Melissa Parilla-Belardo, también conocido como “Melissa Parrilla”; [8] Luis Alberto Maldonado III, también conocido como “Luis A. Maldonado / Luis Alberto Maldonado “[9] Johanna Luciano-Velázquez, también conocida como” Johanna Luciano “[10] Martin Martínez-López, también conocida como” Martin Martínez “[11] Eric Alberto Delgado-Carmona, también conocida como” Eric Delgado / Eric Delgado Carmona ” 12] Pedro Iván Cortés-Castañón, también conocido como “Pedro Cortés / Pedro Iván Cortés”; [13] Allan R. Mercado-Serrano, también conocido como “Allan Mercado”; [14] Julieanies Mercado-Laboy, también conocido como “Julieanies Mercado;” [15 ] Marc Anthony Ramos-Medina, también conocido como “Marc Anthony Ramos;” [16] Gustavo A. Cruz-Rosado, también conocido como “Gustavo Cruz” [17] Joshua A. Moli na-Morales, alias “Joshua Molina;” [18] Natyshia Enid Soto-González, alias “Natyshia Enid Soto / Natyshia Soto” [19] Edmilio Rosario-Ramírez, alias “Edmilio Rosario / Ángel Rodríguez Rodríguez / El Millo;” [20] Angelo Rodríguez-Cortés, también conocido como “Angelo Rodríguez;” [21] Antonio L. Pacheco-Ayala, también conocido como “Antonio Pacheco” y [22] Yalitza Quiñones-Figueroa, también conocido como “Yaritza Quiñones”.

Detalló que la acusación formal alega que los co-conspiradores llevaban los cheques falsos a múltiples tiendas de descuento para negociarlos a cambio de dinero en efectivo o para usarlos para comprar productos de consumo y devolver las ganancias del plan a Natalie Enid González Rodríguez, quien luego daría a ellos una parte de esas ganancias. Al ejecutar el plan y cobrar los cheques falsos en las tiendas de descuento, supermercados y grandes almacenes, los conspiradores obtuvieron y obtuvieron fondos pertenecientes a la Lotería de Puerto Rico por medio de pretensiones, representaciones o promesas falsas o fraudulentas.

Mencionó que González-Rodríguez enfrenta 16 cargos de robo de identidad con agravantes. Entre el 2 de octubre de 2015 o alrededor de esa fecha, hasta la fecha de esta acusación, ayudados e instigados por los acusados ​​enumerados en cada cargo, y otros conocidos y desconocidos por el Gran Jurado, transfirieron, poseyeron y utilizaron a sabiendas, sin autoridad legal, un medios de identificación de otra persona real según se detalla en cada recuento durante y en relación con el fraude bancario.

El agente a cargo del Servicio Secreto de Estados Unidos, Carlos Colón, declaró: “Este caso resalta las habilidades de investigación del Servicio Secreto y nuestro compromiso de colaborar con nuestros socios de la ley para detectar y desmantelar organizaciones criminales.

Estos delitos tienen un impacto negativo en la infraestructura financiera crítica de nuestra nación. El fraude financiero es uno de los mayores desafíos que enfrentan los ciudadanos y las empresas estadounidenses en la actualidad. El Servicio Secreto de los Estados Unidos continuará colaborando con sus socios de las fuerzas del orden público para identificar y arrestar a quienes cometan este tipo de fraude “.

Por su parte la secretaria de Hacienda, Teresita Fuentes dijo: “Durante el día de hoy, la jefa de la Fiscalía Federal de Puerto Rico, Rosa Emilia Rodríguez, anunció la radicación de cargos criminales federales contra 22 personas que cometieron un fraude bancario en contra de la Lotería de Puerto Rico. Aprovechamos para reiterar, según informado por la Fiscalía Federal, que ninguno de los acusados es empleado del Departamento de Hacienda de Puerto Rico y/o de la Lotería de Puerto Rico.

Los acusados idearon un esquema de fraude, valiéndose del robo de identidad, dirigido a apropiarse ilegalmente de fondos públicos pertenecientes a la Lotería de Puerto Rico. Agradecemos a la Fiscalía Federal de Puerto Rico por la investigación rigurosa de este caso que expondrá los perpetradores de estos delitos contra el erario a penas carcelarias y multas sustanciales.

No le debe quedar duda a nadie de que cualquiera que cometa delitos en contra del Estado será investigado, procesado y sometido a todo el rigor de los procesos criminales estatales y/o federales. El Departamento de Hacienda, hoy más que antes, reitera su compromiso en colaborar con todas las agencias de ley y orden, incluyendo con la Fiscalía Federal, para procesar todos los delitos que involucren fondos públicos. Este caso envía un mensaje claro y directo: Nadie se enriquecerá de manera impune con el dinero del pueblo de Puerto Rico”.

Si son declarados culpables, los acusados ​​enfrentan una sentencia máxima posible de encarcelamiento de 30 años por fraude bancario, y una sentencia mínima obligatoria de dos años consecutivos por robo de identidad con agravantes.

La investigación fue realizada por el Servicio Secreto de los Estados Unidos y el caso es procesado por AUSA Dennise Longo-Quiñones.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*