Trabajan para reparar los daños en el Observatorio de Arecibo

 

ARECIBO (CyberNews) – El Observatorio de Arecibo (AO), uno de los más grandes y poderosos del mundo, se desconectó el 10 de agosto cuando un cable auxiliar se rompió y dañó el plato reflector y el Domo Gregoriano.

Si bien aún no se ha determinado la causa del incidente, el equipo de liderazgo de AO continúa trabajando en estrecha colaboración con la National Science Foundation (NSF), propietaria de la instalación y la Universidad Central de Florida, quien administra las instalaciones de NSF bajo un acuerdo de cooperación con la Universidad Ana G. Méndez y Yang Enterprises, Inc,. se informó en declaraciones escritas este martes.

“Continuamos progresando, pero el proceso es lento, ya que desarrollamos un plan integral para las reparaciones de las instalaciones y priorizamos la seguridad de nuestro personal”, dijo Francisco Córdova, director del AO.

“Nuestro personal, así como las empresas externas que han sido contratadas, están trabajando diligentemente para comprender la causa de la falla y hacer planes sobre cómo podemos devolver el telescopio a las operaciones normales lo antes posible”, añadió Córdova.

Qué se ha hecho hasta la fecha

Se ha desarrollado un modelo estructural completo para la plataforma del Observatorio de Arecibo, torres y cables de suspensión. El modelo nos ha permitido comprender mejor los márgenes de seguridad y capacidades de la estructura existente y tomar las medidas adecuadas en los planes de reparación a medida que avanza la instalación de reparaciones temporales y la evaluación adicional.

Se completaron estudios de pandeo de cables para todos los cables auxiliares. Estos estudios fueron necesarios para calcular las cargas reales en los cables y calibrar adecuadamente el modelo estructural.

Se ha desarrollado un plan de evaluación de seguridad completo, asegurándose de que se capturen medidas cuantificables de integridad estructural y capacidad antes de que se permita a las cuadrillas realizar trabajos de reparación temporal en esas áreas.

El encaje que estuvo involucrado en la falla se retiró el 28 de septiembre y se envió a Florida para una evaluación forense en el NASA Kennedy Space Center. Los expertos del centro realizarán análisis y pruebas no destructivas junto con la empresa de ingeniería forense que lidera la investigación. Se espera que este trabajo esté terminado a finales de octubre. La investigación forense también incluirá la evaluación del cable fallido y, finalmente, el encaje que todavía está conectado a la plataforma.

Durante las pasadas semanas iniciamos la instalación de un sistema de instrumentación, que monitoreará continuamente el estado de la estructura. Esto es necesario para ayudarnos a minimizar el riesgo para nuestro personal que trabaja en y cerca de la estructura. La instrumentación incluye galgas extensométricas, medidores de inclinación y eventualmente incluirá un dispositivo de medición acústica. Todo esto permitirá al equipo evaluar el estado de la estructura a medida que avanzamos.

La NSF ha completado la revisión de un plan de reparación temporal. Se ha realizado un pedido de abrazaderas de fricción temporales. Las abrazaderas de fricción se instalarán en dos ubicaciones de cables del backstay y están destinadas a evitar la carga del cable como precaución en caso de que estos cables fallen en sus encajes. Estos encajes se identificaron como problemáticos ya que se observó que las separaciones de cable/encaje superaban los umbrales aceptables. También se ha realizado un pedido de un cable de suspensión auxiliar de repuesto y se espera que esté en AO a mediados de diciembre, además del par correspondiente, y dos cables temporales que se utilizarán en la reparación.

La NSF ha pedido al equipo del observatorio que desarrolle una propuesta complementaria para cubrir los costos de estos análisis, los esfuerzos inmediatos de estabilización de las instalaciones y la finalización de la evaluación y el diseño de ingeniería para la reparación necesaria para volver al estado operativo.

El equipo de AO está trabajando diligentemente en esto, que incluye un plan detallado de ejecución del proyecto y una estimación de costos para estas reparaciones.

“En resumen, estamos logrando un progreso significativo hacia la restauración de la capacidad operativa de esta instalación histórica”, dijo Córdova. “Estamos muy agradecidos por el apoyo continuo que hemos recibido de la comunidad de AO”, concluyó el ingeniero.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.